23 ene. 2012

Naturaleza en estado puro




Después de una semana política, judicial y económicamente difícil en España, se nos ocurre una idea para que volvamos a enamorarnos todos de nuestro país (o al menos de un pedacito de él).

Bienvenidos a Galicia, donde el mar y la tierra se convierten en uno solo. Tierra de leyendas, es un lugar increíble donde se vive bien y se come mejor. Pero si algo nos trae a hablar hoy de esta región de naturaleza envidiable, es la Costa da Morte.



Es el límite occidental de Europa, la costa oeste de la provincia de La Coruña, o como aseguraban algunos, el Fin del Mundo
Quizá por la cantidad de naufragios y vidas que se ha cobrado aquí el Atlántico, o quizá porque es el rincón escogido por el sol para esconderse (y morir) cada noche, esta tierra fue bautizada como la Costa de la Muerte (Costa da Morte).




Inmensas playas abiertas al océano, acantilados de vértigo, un mar bravo, costas dibujadas por furiosos vientos y la desembocadura del camino de Santiago. Son los ingredientes que lo convierten en un lugar mágico. Y todo ello sobre una superficie de más de 1.200 km2, a lo largo y ancho de los cuales se esconden sus más valiosos tesoros: los faros

Faro de Muxía

El de Illas Sisargas, el de Punta Roncudo o el de Cabo Vilán son solo tres de los 13 faros que recorren la costa de norte a sur. Pero si cabe destacar alguno, sea por su privilegiada situación geográfica (situado en el extremo de una pequeña península) o por su emblemático significado, (además de porque es mi preferido), es el de Cabo Fisterra. Hacia el norte, la línea del mar es la única protagonista, dando a entender que no existe nada más. Y muy cerca del acantilado, la Bota del Peregrino, donde los peregrinos queman su calzado después de alcanzar su destino. 



Anímate a descubrir el lugar donde el tiempo parece detenerse en paisajes eternamente vírgenes, mágicos, sensuales, atrévete a pasear por los confines de la Tierra... ¿o acaso no os parece que aquí, efectivamente, se acaba el mundo?






Dopo una settimana difficile in Spagna (economica, giudiziaria e politicamente), vi facciamo una proposta che sicuro vi fa innamorarvi di nuovo del nostro paese (o almeno di uno dei suoi angoli).

Benvenuti in Galizia, dove il mare e la terra diventano uno. Terra di leggenda, è un posto meraviglioso dove si vive bene e si mangia meglio. Ma se c'è qualcosa ci porta a parlare oggi di questa regione di natura invidiabile, è la Costa da Morte.
È il confine occidentale d'Europa, la costa occidentale della provincia di La Coruña, o come alcuni assicuravano, la fine del mondo.

Forse per i naufragi che si succedevano all'Atlantico, o forse perché è il posto che sceglie il sole per nascondersi (e morire) ogni sera, questa terra è stata chiamata “Costa da Morte”.

Enormi spiagge di mare aperto, scogliere di vertigine, un mare turbolento, una costa disegnata da venti furiosi e la fine del Cammino di Santiago. Sono gli ingredienti che lo rendono un luogo magico. E tutto questo su una superficie di oltre 1.200 km2, dove si nascondono i più preziosi tesori: i fari.


Quello delle isole “Sisargas”, quello di “Punta Roncudo o quello di “Cabo Vilan sono solo tre dei 13 fari che si trovano lungo la costa. Sia per la posizione geografica unica (sulla punta di una penisola) o per il suo significato simbolico (e anche perchè è il mio preferito) se dobbiamo scegliere uno, è quello di Cabo Finisterre. Qui la linea del mare è l'unica cosa che si vede, come se al di là di quelle roche non fosse niente di più. E nei pressi della scogliera, si trova la scarpa del Pellegrino, dove i pellegrini bruciano le sue scarpe dopo aver raggiunto la sua destinazione a Santiago.


Venite a scoprire il luogo dove il tempo sembra essersi fermato per sempre in paesaggi incontaminati, magici e sensuali… e fate una passeggiata attraverso l’estremità della terra... O non pensate che certamente qui finisce il mondo?

2 comentarios:

  1. Si es que España está llena de rincones mágicos donde poder descubrir lo que realmente es la belleza. Y el norte tiene un algo tan especial... maravillosas fotos. Ahora mismo me encantaría perderme en esos "confines del mundo" ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Me encanta!!! Felicidades para la fotógrafa son preciosas todas la fotografías, al igual que los comentarios, Creo que si esto lo leyeran los de información y turismo de Galicia, os contrataban por tan bonita descripción de la Costa de la Muerte. Italia es preciosa yo he venido enamorada de ella y me ha enganchado, siempre sera uno de mis sitios preferidos y espero que no sea la última vez que voy, pero de verdad, tenemos una ESPAÑA........con unos rincones unos contrastes,unas costumbres y tradiciones que no podemos dejar de conocerlos.Enhorabuena por el post, y un beso enorme

    ResponderEliminar