26 dic. 2011

Diciembre... dulce





Todo un santuario para los paladares más exquisitos del mundo: la pastelería Ladurée, fundada en 1862 por Louis Ernest Ladurée es uno de los emblemas de París. (O el octavo pecado capital, como ya lo definen muchos).






Pasteles, chocolates, galletas o tartas, no hay nada con lo que Ladurée no se atreva; pero si por algo esta casa es mundialmente conocida, es por sus originales 'macarons', una especie de galletas pequeñas, redondas, crujientes por fuera y con una suave crema de sabores en el centro.




Chocolate, vainilla, praliné, avellana, frambuesa, caramelo, coco… para gustos, colores. Y hablando de gusto, su buen gusto no lo encontramos únicamente en sus dulces…




Magia. Lo que se percibe desde la puerta de cada uno de los establecimientos Ladurée es pura magia: aquí se cuida hasta el más mínimo detalle, desde el impecable delantal de los dependientes hasta los coloridos y dulces escaparates; cada pastelería parece sacada de un cuento de hadas.





Por todo ello, desayunar un chocolate vienés o probar un exquisito ‘macaron’en una de estas “casitas de muñecas” es obligatorio cuando se visita París. En Avenue des Champs-Élysées (con una terraza enorme) o en el número 16 de la Rue Royale (el original, donde nació esta casa), podéis encontrar esta auténtica delicia.




Más allá del típico llavero, imán o detallito Disney; una selección de estos dulces se ha convertido en el souvenir más preciado que se puede conseguir en la Ciudad de la Luz.




Visto esto, comprenderéis por qué Ladurée vende más de 15.000 unidades de su original ‘macaron’, y eso que su imperio no ha hecho más que empezar: actualmente ya cuentan con más de 30 tiendas alrededor del mundo: Estados Unidos, Japón, Inglaterra, Suiza o Emiratos Árabes son algunos de los afortunados.






Una dulce joya que también ha estado a la altura de otras firmas... mirad sino estas interesantes colaboraciones (Ladurée para Disney, Sephora, Christian Louboutin y John Galliano).



En definitiva, un placer para los cinco sentidos...buon apetit!!









Un santuario per i palati più esigenti al mondo: la pasticceria Ladurée, fondata nel 1862 da Louis Ernest Ladurée è uno dei simboli di Parigi. (Oppure l'ottavo peccato capitale, come ormai lo chiamano tanti).


Cioccolato, vaniglia, pralina, nocciola, lampone, caramello, cocco ... ci sono tanti gusti come colori Ma il buon gusto non si trova unicamente nel suo dolce...

Magia. Ciò che si percepisce dalla porta di ogniuno dei stabilimenti Ladurée è proprio magia: qui hanno cura anche dei dettagli più insignificanti 

Per tutto questo, assaggiare il cioccolato viennese o un delizioso 'macaron' in una di queste "case di bambole" è obbligatorio quando si visita Parigi. In Avenue des Champs-Élysées (con una grande terrazza) o nel 16 di Rue Royale (il luogo di nascita originale della casa), potete trovare questo piacere.

Al di là del classico souvenir, una selezione di questi dolci è diventata il regalo più desiderato che si può acquistare alla città della Luce.

Così potete capire per chè Ladurée ha venduto più di 15000 unità del suo originale ‘macaron’ quest’anno, e il suo impero è appena iniziato: adesso ci sono più di 30 stabilimenti Ladurée in tutto il mondo: gli Stati Uniti, il Giappone, l' Inghilterra, la Svizzera e gli Emirati Arabi Uniti sono alcuni dei paesi fortunati.
Un vero gioiello… buon apetit!! 

2 comentarios:

  1. Que recomendación tan buena,tomo nota para mi próxima visita a París,(claro que como no sé cuándo iré, si alguien va antes.......espero que se acuerden de mí)Me gusta mucho como estáis haciendo el blog. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Dolce, dolce ragazze!!!!

    ResponderEliminar